Dra. Pilar Torres - Slider 1 Dra. Pilar Torres - Slider 2 Dra. Pilar Torres - Slider 3
¿Dónde estamos?
Nuestros tratamientos dermatológicos en Córdoba

En la clínica de la Dermatóloga Pilar Torres encontrará a una dermatóloga en Córdoba totalmente profesional y formada en distintos campos de la dermatología. Si necesita el trato de expertos dermatólogos en Córdoba, no dude en llamarnos por teléfono al número siguiente: 957 492 220, estaremos encantados de presentarle todos nuestros servicios.

Aunque, si lo desea, también puede solicitar una cita en persona en nuestra propia clínica. Contacte con nosotros si precisa ponerse en manos de expertos dermatólogos en Córdoba y pondremos a su disposición un amplio abanico de servicios especializados en salud cutánea.

Como órgano vital del cuerpo humano, la piel es muy importante en todo momento de nuestras vidas, por lo que un correcto cuidado es lo mejor que se puede hacer por ella. Lo ideal es en todo momento favorecer la prevención y la conservación, pero a veces hay afecciones de la piel que llegan sin previo aviso y hay que ponerse en manos de unos dermatólogos profesionales en Córdoba por necesidad.

Nosotros podremos ayudarle en todos los tratamientos dermocosméticos y tratamientos dermatológicos que estén en nuestras manos. Para ello contamos con una tecnología muy innovadora que nos ayuda a llevar a cabo cada una de las técnicas que le propondremos según sea su propio caso.

¿Qué es un dermatólogo?

La dermatología es una especialidad médica que se encarga de estudiar la estructura de la piel, sus funciones en el cuerpo humana, así como las enfermedades que le afectan en cada paciente, que puede manifestarse de distintas maneras.

Los dermatólogos se dedican a estudiar las afecciones que influyen en la piel, pero también las enfermedades, rojeces y todo el comportamiento que suponga una extrañeza ante una conducta que se considere anormal.

Un dermatólogo tiene a su disposición técnicas específicas con las que poder atender a los pacientes, entre las que se encuentran estas:

  • Técnicas para diagnosticar enfermedades:
    • La biopsia: es un medio para conocer un fragmento de la piel que puede dar información sobre afecciones en zonas más extendidas del cuerpo.
    • Pruebas de alergia: la piel puede tener alergias a multitud de plantas, elementos del aire, microorganismos y alimentos, pero dependiendo de la edad o de las ocupaciones del paciente, se manifiestan o no. Para ello, los dermatólogos realizan las pruebas y se aseguran.
    • Muestras para realizar exámenes directos, ya sea de pelos o escamas.
    • Ecografías cutáneas.
  • Técnicas de carácter terapéutico:
    • La fototerapia: se ha convertido en uno de los tratamientos más eficaces ante enfermedades de la piel. Se trata de exponer una parte de la piel a una radiación no ionizante para tratar las enfermedades, ya sean rayos UV, UVA o una combinación de los dos.
    • Laserterapia: El láser produce un haz de luz muy intenso que concentra la energía en un solo punto. Con él se pueden tratar lesiones de la piel, eliminar tatuajes, disminuir arrugas y mejorar la apariencia de las cicatrices.
    • Infiltraciones: la inyección de ciertos elementos con un fármaco incluido puede ayudar a ciertas afecciones de la piel, aunque es muy común hacerlo también para eliminar algo tan sencillo como una verruga.
    • Los peelings químicos: ayudan a tratar unas lesiones más superficiales, ya sea por la edad, por enrojecimientos o por descamaciones. Los tratamientos suelen repetirse en el tiempo.

La importancia de un dermatólogo infantil o pediatra

La edad de crecimiento no es la misma que la de los adultos, por eso, es muy importante tener en cuenta precisamente ese estado de crecimiento de la persona a la hora de tratarle las enfermedades de la piel. Existen muchas dermatitis atópicas que se manifiestan en la etapa infantil y adolescente de una persona, pero que dejan de estar una vez llegada la adultez o cuando aparece la pubertad, en muchos de los casos.

Para ello, un dermatólogo infantil o un pediatra puede tener un conocimiento mayor de las afecciones y alergias de la piel más comunes a estas edades. Aunque lo ideal es proteger la piel desde el primer momento para que no haya que recurrir a tratamientos más invasivos e irreversibles. La protección solar no es ninguna broma, lo mejor que le puede pasar a una persona es que se acostumbre a cubrirse con protección solar alta en general y, sobre todo, en verano.

La cara es un lugar muy importante para hacerlo, ya que es la que más expuesta suele estar a la luminiscencia solar, tanto en invierno como en verano. No hay que olvidarla ni siquiera en épocas de más fríos, porque el sol sigue estando ahí y porque las inclemencias del tiempo no impiden que los rayos ultravioletas hagan sus efectos perniciosos sobre la piel.

Qué diferencia a un dermatólogo estético

Los dermatólogos pueden tener un perfil más estético y otro más centrado en la dermatología. De hecho, son tres las ramas que puede haber: la estética, la quirúrgica y la dermatología. Aunque puedan parecer similares debido a que tienen un eje común, lo cierto es que hay diferencias fundamentales, pero sí que es cierto que se necesitan las unas de las otras.

La estética suele estar destinada al paso del tiempo y a los estragos de la edad, fruto de una sociedad en la que se venera la juventud y no se deja paso al avance normal de la edad. Esto desemboca en una preocupación por el envejecimiento de la piel y encontrarse fuera de los cánones marcados por la sociedad: desde arrugas en la frente o en el código de barras (la piel que sostiene generalmente el bigote, entre el labio superior y la nariz). Los tratamientos suelen incluir células madre y ácido hialurónico para rejuvenecer la apariencia.

La quirúrgica, como su propio nombre indica, es más invasiva y trata de operar. Es en algunos casos el procedimiento más extremo y lo mejor es que sea para momentos en los que sea más irremediable. Aunque también la quirúrgica está relacionada con la estética.

La dermatológica se centra en el estudio de la piel y en tratamientos como los que hemos descrito anteriormente. No dude en pedirnos cita y solicitar un presupuesto tras un análisis de su propio doctor.

SI NECESITA SERVICIOS DE DERMATOLOGÍA 957 492 220
  • Una atención eficiente, rigurosa y responsable. Venga a conocernos, le atenderemos de manera personalizada